Noticias
Recomendar en Facebook

2019-02-13 12:56:45
Taller de yoga para personas con discapacidad en el Centro de D铆a de Fundaci贸n AFIM

El yoga, como disciplina basada en cultivar cuerpo y mente para lograr un mayor bienestar mental y físico, puede tener múltiples efectos terapéuticos en personas con discapacidad, con diversidad funcional y con necesidades especiales. Y es que, aprender a mejorar la respiración y tomar conciencia del cuerpo es muy beneficioso para aprender a relajarnos, mejorar el equilibrio y la coordinación, y aumentar el tono muscular.

 



Así lo expresa Sunrise Medical en su web y así lo pudieron comprobar inicialmente los usuarios del Centro de Día de Fundación AFIM en Murcia cuando asistieron a un taller de yoga celebrado en las mismas instalaciones del Centro.

Todos, cada uno en la medida de sus posibilidades, pudieron realizar "ejercicios de estiramientos, coordinación corporal, equilibrio cognitivo, asi como una relajación muscular que les ayuda a mantenerse en forma. También es importante resaltar que la actividad se desarrolló en un espacio grupal y agradable", comenta María José Fernández Marcote, directora del Centro de Día.

 

Efectos terapéuticos del yoga para las personas con discapacidad

Según Sunrise Medical, la práctica continuada del yoga aporta a las personas con discapacidad un equilibrio general del sistema nervioso, mejorando la higiene postural, la circulación sanguínea, la digestión y la respiración.
Gracias a él, las personas con lesiones medulares o problemas de movilidad pueden mover la columna en todas las direcciones, flexibilizándola, estirándola y haciéndola rotar, lo que ayuda a fortalecer el eje central del cuerpo. Mejorar la coordinación es otro de los efectos terapéuticos del yoga más reconocidos.

Además, resulta ser una actividad integradora que enseña a ver la vida desde otra perspectiva, a entender las limitaciones de la discapacidad, a controlar los impulsos y superar pequeños retos. Fundamental para evitar la ansiedad.
Como el yoga "reconecta" al alumno con su cuerpo es especialmente importante para las personas con autimo y también puede ser muy beneficioso para personas con síndrome de Down, ya que la protrusión de la lengua, una característica de esta alteración cromosómica, puede moderarse a aprendiendo a respirar por la nariz. La mejora de la respiración ayudará a disminuir los problemas ocasionados por una falta de oxigenación en el aparato digestivo.