Noticias
Recomendar en Facebook

2019-02-08 14:01:04
Sesi贸n de estimulaci贸n f铆sica cognitiva en Valencia

¿Por qué no utilizar la actividad física para mejorar las funciones cognitivas? Existe un amplio consenso que establece que la actividad física es la medida farmacológica más eficaz frente a las enfermedades asociadas a la edad, como un remedio antienvejecimiento.



También es cierto que esta práctica física se reduce a medida que los años pasan, como una creencia - errónea - de que la edad avanzada es un obstáculo para realizar esta actividad física.
Y no debería ser así. Basta con adaptar el programa de entrenamiento a cada uno de los usuarios y que éste incluya ejercicios aeróbicos, de fuerza y de coordinación simultáneamente.
¿Y si este entrenamiento se asocia también a la función cognitiva? Esto mismo es lo que ha puesto en marcha la delegación de Fundación AFIM en Valencia ayer jueves con su Sesión de estimulación física cognitiva, que fue impartida por Pere Jordá, profesional especializado en ejercicio físico con personas mayores y con deterioro cognitivo.
"La clase duró dos horas y todos nuestros usuarios se lo pasaron muy bien", comenta Beatriz Pedrosa, delegada de Fundación AFIM en Valencia.
Se trataba de una primera toma de contacto con esta disciplina y "vinieron prácticamente todos. Durante la clase, primero se realizó una parte más física, con rotaciones, levantamiento de brazos, hombros, etc. y luego ya se pasó a trabajar la actividad física pero con un componente cognitivo.
Por ejemplo, se les dice que den cuatro pasos en línea recta, que giren a la derecha y den cinco pasos más. O se les pide que sumen dos más dos y que den con palmadas el resultado. En definitiva, se presenta un estímulo y se reacciona con un movimiento físico".
Y como "les ha encantado", el próximo mes está prevista una nueva sesión.